La aplicación de la antigua Normativa de Permanencia de la Universidad de Castilla-La Mancha introdujo un nuevo elemento en la relación con nuestros estudiantes, exigiéndoles un mejor aprovechamiento de los medios que se ponen a su disposición.

Tras varios años de implantación se ha podido constatar la necesidad de introducir modificaciones, flexibilizando la norma para adecuarla a la vista de los resultados obtenidos y de los cambios normativos que se han producido a nivel nacional.

Así, se ha podido comprobar la necesidad de incorporar algunos de los siguientes cambios:

  • Incremento de los tiempos máximos para la obtención del Título: en los estudios de Grado será de un máximo de ocho años para estudiantes a tiempo completo y doce años para estudiantes a tiempo parcial.
  • Posibilidad de matrícula a tiempo parcial sin necesidad de justificación.
  • Regulación de las situaciones producidas por adaptaciones de expedientes.
  • Régimen de convocatorias en caso de no presentación: el estudiante puede optar por no presentarse sin perder convocatoria.
  • Atención al especial rendimiento del estudiante.

De otro lado, la entrada en vigor del RD 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, con su consecuente traslación a la Orden de 13 de julio, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, por la que se fijan los importes de precios públicos que regirán en Castilla-La Mancha para los estudios conducentes a la obtención de títulos oficiales y de naturaleza académica, ha supuesto en su primer año de implantación una autorregulación por parte del estudiante en cuanto al número de créditos a matricular al incrementarse el precio de los mismos.

En consecuencia, una vez cumplidos todos los requisitos exigidos por las normas vigentes, el Pleno del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha, celebrado con fecha 25 de julio de 2013, ha acordado aprobar las siguientes:

Normas de Permanencia de los Estudiantes en la Universidad de Castilla-La Mancha