Competencias



Los conocimientos que se han de impartir en cada una de las asignaturas del Grado en ADE tienen como finalidad primordial que el alumno adquiera, en lo sustancial, las siguientes COMPETENCIAS específicas:

  • Gestionar y administrar una empresa u organización, entendiendo su ubicación competitiva e institucional, e identificando sus debilidades y fortalezas.
  • Administrar el espíritu emprendedor, la capacidad de adaptación a los cambios y la creatividad en cualquier área funcional de la empresa u organización.
  • Establecer la planificación y la organización de cualquier tarea en la empresa con el objetivo final de ayudar en la toma de decisiones empresariales.
  • Incorporar la capacidad de integración en cualquier área funcional de una empresa u organización, para desempeñar y ser capaz de liderar cualquier labor en ella encomendada.
  • Desarrollar la capacidad de a partir de registros de cualquier tipo de información sobre la situación y posible evolución de la empresa, transformarla y analizarla en oportunidades empresariales.
  • Capacidad para la dirección general, dirección técnica y dirección de proyectos de investigación, desarrollo e innovación en cualquier tipo de empresa u organización.
  • Comprender el entorno económico como resultado y aplicación de representaciones teóricas o formales acerca de cómo funciona la economía. Para ello serán capaces de comprender y utilizar manuales comunes, así como artículos y, en general, bibliografía puntera en materias centrales de su plan de estudios.
  • Capacidad de elaborar información económico-financiera relevante para la toma de decisiones.
  • Capacidad para valorar económicamente los diferentes elementos patrimoniales de la empresa en distintos momentos del tiempo y con distintos niveles de riesgo.
  • Comprender el comportamiento de las personas en el ámbito de las organizaciones para gestionar individuos y grupos de trabajo desde una perspectivas de recursos humanos.
  • Conocer el funcionamiento y las consecuencias de los distintos sistemas económicos.
  • Comprender el rol de las instituciones y los agentes en la actividad económica y social.
  • Capacidad para la realización de modelos lógicos representativos de la realidad empresarial.
  • Comprender el marco jurídico y fiscal que condiciona la actividad económica y empresarial.

La EVALUACIÓN de la adquisición de estas competencias por los alumnos se realizará conforme a los criterios publicados en la programación docente de las diferentes asignaturas, que podrá basarse en una combinación de las siguientes actividades o de otras similares que pudieran establecerse:

a) Participación en clases teóricas, prácticas, seminarios y otras actividades similares programadas para su formación.

b) Realización de prácticas, trabajos de campo, laboratorios, actividades en aulas de informática, sistemas de autoevaluación, portafolio y otras actividades similares, internas o externas, que puedan establecerse,

c) Trabajos presentados relacionados con el contenido de la materia y las competencias transversales y específicas que la materia requiera.

d) Pruebas de progreso, exámenes parciales y/o finales, tanto individuales como grupales.

Siguiendo el modelo de guía docente propuesto por el Vicerrectorado de Docencia y Ordenación Académica de la UCLM, los profesores deben fijar al inicio del curso los criterios de evaluación de dichas competencias, atendiendo a la necesidad de medir el conocimiento y/ó habilidad que se considere relevante que los alumnos desarrollen, intentando asegurar la objetividad de las puntuaciones. Estos criterios deben ser públicos y perfectamente comprensibles para los individuos evaluados, en especial, para que la retroalimentación de los resultados obtenidos sea útil y efectiva.

Es importante que los instrumentos y estrategias empleados sean diversos, porque igualmente variados son los objetivos a conseguir y también los propios estudiantes. Así, en los últimos años y en el marco de los proyectos de innovación docente desarrollados en los diferentes centros donde se ha venido impartiendo la titulación de A.D.E., las tradicionales pruebas orales y escritas se han sustituido o se han complementado, según sea el caso, con metodologías tales como la auto-evaluación y evaluación por pares, el portafolios, los mapas conceptuales y el aprendizaje basado en problemas ó casos (ABP).

Con el fin de conceder una cierta flexibilidad para que los profesores puedan adaptar su sistemas de evaluación a las metodologías empleadas y a la importancia que se les da a cada una de ellas en cada materia, se ha considerado oportuno establecer una horquillas de peso en la nota final para cada uno de estos mecanismos o pruebas de evaluación, que serían las siguientes:

· Participación en clases teóricas, prácticas, seminarios y otras actividades similares programadas para su formación. Máximo: 10%

· Realización de prácticas, trabajos de campo, laboratorios, actividades en aulas de informática, sistemas de autoevaluación, portafolio y otras actividades similares, internas o externas, que puedan establecerse: 10% - 20%

· Trabajos presentados relacionados con el contenido de la materia y las competencias transversales y específicas que la materia requiera: 10% - 30%

· Pruebas de progreso, exámenes parciales y/o finales, tanto individuales como grupales: 60%-70%

La programación docente de la asignatura podrá prever la realización de una prueba final de carácter global, de forma que su superación suponga la de la totalidad de la asignatura. No obstante, si entre las actividades programadas figuran proyectos, trabajos prácticos de informática, de campo o de cualquier otro tipo que convenga a una materia, entre los criterios de evaluación se podrá establecer que su realización y/o presentación sea condición indispensable para superarla.

Los criterios y métodos de evaluación de las asignaturas no se podrán modificar durante cada curso académico, salvo por causa grave y justificada, que deberá ser acordada por el Departamento, con el visto bueno del Centro correspondiente, que será el responsable de garantizar la publicidad del acuerdo adoptado con la suficiente antelación entre todos los alumnos matriculados en la asignatura.